fbpx

¿Te pasa que, lo primero que le miras a una persona es su sonrisa? ¿O somos nosotros porque nos dedicamos a la salud bucal?

 

A nuestros dientes, además de sus funciones vitales del habla y la masticación, le solemos dar la responsabilidad de brindar una linda imagen estética y es por esa razón que llegan muchos pacientes a nuestros consultorios preocupados por el deterioro del color de sus dientes. Es por eso que hoy hablaremos del tratamiento del blanqueamiento dental.

Para comenzar, es importante entender que el blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, por lo que no debe ser realizado sin un diagnóstico previo de un dentista. Consiste en la aplicación de varios productos químicos para aclarar la dentadura o eliminar manchas de alguna pieza dental. Muchos remedios caseros que escuchamos por ahí (como el limón con bicarbonato) o quizás algunos productos comerciales sin prescripción de un odontólogo suelen ser perjudiciales para nuestros dientes, deteriorándolo y dañando el esmalte.

Normalmente, este tratamiento no es doloroso, excepto que el paciente tenga mucha sensibilidad dental. Y aunque después de un blanqueamiento dental existe el riesgo de hipersensibilidad, ésta es reversible. Esto significa que en algunos casos el paciente puede notar los dientes más sensibles durante la primera semana después del tratamiento, pero volverán a tener la misma sensibilidad de antes en pocos días.

Esta molestia es cada vez menos frecuente actualmente y, de hecho, hay muchos blanqueadores que prevén también un tratamiento final para prevenir la hipersensibilidad.

 

No debe confundirse un blanqueamiento con una limpieza dental ya que uno implica quitarle el color amarillento a nuestros dientes y otro quita sarro y placa bacteriana. El blanqueamiento dental es estético.

 

¿Por qué se oscurecen los dientes? Uno de los principales factores que hace oscurecer nuestros dientes es el paso del tiempo. Al realizarse el tratamiento de blanqueamiento dental es posible que vuelva a oscurecerse con el tiempo por predisposición genética, edad o el estado de salud general. No obstante, para que el blanco perdure, se deberán tomar medidas de mantenimiento, incluso, con el tiempo, algún re tratamiento.

 

¡Importante!  Si fumas, el blanqueamiento es menos eficaz y, aunque las manchas que se producen en el exterior del diente son menos graves que las que se gestan desde adentro (producto de enfermedades, medicamentos u otros problemas propios de los dientes) es importante mantener un cepillado regular para evitar que algunos alimentos tiñan nuestros dientes con facilidad como el vino, el té, etc.

 

Para terminar, vamos a desterrar un gran mito: No existen dentífricos blanqueadores. Simplemente devuelven su color original pero no llegan a blanquear. Las pastas realmente blanqueadoras no se pueden comprar en farmacias, ya que solo los odontologos son quien facilitan y explican la forma de manejo.

 

Gracias por llegar hasta aca, si te gustó la nota, compartila en tus redes sociales para que mas personas sigan aprendiendo sobre estética y salud bucal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *